El fenómeno de la inmigración

Es apasionante trazar paralelismos entre zonas remotas -y sentimentalmente distintas-, para finalmente comprobar que aunque el tiempo y la distancia las separen, y aunque las situaciones que surjan puedan ser estéticamente opuestas, los patrones se repiten de un modo idéntico. Es igualmente apasionante, un gran gozo a experimentar, comprobar que siempre surge luz de la mezcla y nunca de lo antagónico. Cuando lo distinto se mezcla, hay vida, hay amor y hay progreso.

De todo esto hablo en el primer capítulo de 'Cincuenta chefs que debes conocer para ser un buen foodie' y, concretamente, a través de estos dos señores de aquí debajo que, a simple vista, no parecen tener nada que ver entre ellos, ¿verdad? Pues siento decirte que te equivocas, y lo sabes.

Albert Adrià

Albert Adrià

David Bowie

David Bowie